Bienvenido a mi espacio

Luna Nueva en Capricornio 23 de diciembre

Desde el punto de vista más trascendental estamos en un momento clave de la Historia de la Humanidad. En líneas generales la gente debe despertar y evolucionar humana y espiritualmente. Todos nos vemos abocados a adaptarnos a los nuevos tiempos. Sí o sí todo el mundo tiene que elevar su vibración, desterrar sus mediocridades y convertirse en un ser humano íntegro, empoderado y dueño de su cuerpo, su ser y su propia existencia. De lo contrario, las cosas no irán bien, pues la realidad va a presionar al máximo para que nadie se duerma ni se estanque en este proceso de ascensión que está viviendo el planeta.

La Luna Nueva se configura en el primer grado de Capricornio en exacta cuadratura con Júpiter al principio de Aries. A Saturno, regente de Capricornio, le quedan dos meses para salirse de Acuario después de dos años y medio situado en este signo de Aire. Saturno lleva estos dos años invitándonos a todos a liberarnos de aquello que más nos cuesta soltar, para así poder realizar este salto evolutivo que es natural e inevitable. Este mes de Capricornio supone el último intento para aquellos que se empeñan en evitar ciertos cambios en su vida que más tarde o más temprano se van a producir. La reciente reentrada de Júpiter en Aries va a empezar a moverlo todo con mucho brío y, por mucho que uno se quiera resistir, hay cambios, sorpresas y novedades que habrá que aceptar y asumir.

En realidad, muchas cosas han cambiado ya en estos dos últimos años. Es ahora, en el mes de Capricornio, cuando echamos la vista atrás y hacemos balance de lo acontecido. En líneas generales, es el momento de tomar conciencia de muchos asuntos que son importantes a nivel personal, familiar, social y global. Por fin alcanzamos una comprensión plena de aquello que es más trascendente para nuestra existencia, y observamos como, al final, la vida pone a cada uno en su sitio.

En otro orden de cosas, si nos estamos precipitando en algo, o si queremos avanzar demasiado deprisa o sin medir lo suficiente, las circunstancias nos obligarán a echar freno y cuestionarnos aquello que hacemos o pretendemos. También conviene prepararse para vivir alguna sorpresa o acontecimiento inesperado, pues esta lunación trae noticias sonadas, tanto en el plano mundial como a nivel más particular.

Júpiter desde Aries induce a la exageración y a los excesos durante estas fiestas de fin de año, así que habrá que ser prudente y actuar con cierta mesura en este tiempo, más que nada para no acabar discutiendo o peleando con alguien cercano, o para no perder los papeles, no cometer errores ni meter la pata.

En estos tiempos tan extremos, donde se está abriendo una gran brecha en la sociedad, unos acabarán el año festejando y celebrarán el salto que ha dado su existencia en estos últimos años; y otros, por el contrario, lamentarán aquello que perdieron o les arrebató la vida. Los primeros simplemente deben mantenerse en la misma línea, y los segundos pueden tomarse las experiencias vividas como el azote que les hizo despertar, transformarse, y abrir los ojos a una existencia y una nueva forma de percibir la vida que puede ser mucho más rica de lo que nunca pudieron ni imaginar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Nazaret Hermida
Hey! Gracias por visitarme!


Toda la información...

???? Eres nuevo? Conóceme un poco mas visitando mi pagina personal:
????Visita mi pagina!

Cualquier duda acerca de formaciones, actividades o consultas.
Te atenderé personalmente a través de WhatsApp lo antes posible. ????✪✨